gallery/pafrocali web

La Arquidiócesis de Cali se prepara para recibir el XIV Encuentro de Pastoral Afroamericana y Caribeña (EPA)

Martes, 1 de mayo de 2018

Por: Sandrio Candido
Agente de Pastoral Afro y Estudiante de teología

Después de 27 años, Colombia será el anfitrión del XIV Encuentro de Pastoral Afromaericana y Caribeña (EPA) y nuestra arquidiócesis será la sede donde se reunirán más de 300 participantes, entre religiosos, religiosas, laicos y laicas, sacerdotes, obispos y demás agentes de pastoral, de toda américa, comprometidos con la opción afroamericana y que acompañan a diario a estos pueblos en sus diversas y complejas realidades.

El último encuentro se celebró en Haití, en el año de 2015 y ha sido allá donde Colombia y luego la Arquidiócesis de Cali recibió el mandato de ser la sede de este gran acontecimiento social y eclesial. Valga la pena resaltar que en nuestro continente americano, la Iglesia se ha dejado tocar de manera especial por las realidades indígenas y afrodescendientes, proponiéndoles una evangelización donde ellos fueron sujetos, no solo los destinatarios, valorando la identidad, la cultura y las espiritualidades de nuestros pueblos.

Es desde esta perspectiva que este gran encuentro tendrá como tema central “Espiritualidad cristiana afroamericana y los desafíos del siglo XXI” y cuyo lema reza “Nuestra Espiritualidad, Fuerza Transformadora de la Realidad”. Uno de los documentos del Concilio Vaticano II, Constitución Pastoral Gaudium et spes No. 1 sobre la Iglesia en el mundo actual decía “Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón.”

gallery/fondo

Los Epas tienen como finalidad intercambiar experiencias pastorales y hacer encuentros de unidad y fe de los agentes de pastoral negros. Reflexionar sobre la realidad cambiante del pueblo negro, tanto en la Iglesia como en la sociedad. Indicar las grandes líneas de la pastoral afroamericana. Animar y promover las Comisiones Nacionales de pastoral afroamericana. Ser “puente de doble vía” entre los grupos negros de América, los Obispos de sus respectivas Iglesias particulares y el CELAM; en cuanto a información, comunicación de noticias, realización de encuentros, asambleas, etc.


Para la ciudad de Cali es significativo recibir el encuentro, pues se trata de la segunda ciudad con mayor número de población afrodescendientes, por lo tanto, es una oportunidad de hacer visible la apuesta de la ciudad por su misma gente, una apuesta no solo desde lo social, lo cultural y lo político, sino también desde lo religioso y espiritual, visto que los afros americanos son portadores de una espiritualidad propia.


“Conocer los valores culturales, la historia y tradiciones de los afroamericanos, entrar en diálogo fraterno y respetuoso con ellos, es un paso importante en la misión evangelizadora de la Iglesia”, afirma el documento de aparecida. La pastoral Afro responde a esa búsqueda eclesial, “El Epa es la oportunidad de pensar sobre esa Iglesia profética, que acompaña al pueblo negro en la lucha por sus derechos, por su dignidad, por su integridad, como pueblo y también como hijas e hijos de Dios. Profética en cuanto compromete a ayudar que su clamor tenga implicaciones en la vida social, política, para que desde allí se geste lo que llamaríamos reconocimiento, la justicia y la Igualdad” es lo que afirma padre Venanzio Mawnagi; delegado de la pastoral afro en la arquidiócesis de Cali y uno de los responsables en la organización del XIV EPA.