Aporte de la Pastoral Afrocolombiana de la Arquidiócesis de Cali al Mundo Universitario

Otros
Por: Ana María León Carabali, Xilena María Barraza Niebles, Angie Natalia Rodríguez Pereza y Katerine Cuero Sinisterra.

Durante mucho tiempo y en publicaciones anteriores, se nos ha compartido sobre “la Pastoral Afro como la acción evangelizadora de la Iglesia Católica que promueve integralmente al pueblo afrocolombiano para que éste, desde su identidad cultural viva el proyecto del Reino de Dios y que lo comparta con todo hombre y toda mujer.”

La incidencia lograda por esta pastoral ha despertado mucho interés en distintos sectores de la sociedad sobre todo por su apuesta por un acompañamiento integral a las comunidades.

De modo particular, el Centro de Pastoral y Espiritualidad Afrocolombiana de la Arquidiócesis de Cali viene llamando la atención del mundo universitario por encontrarse allí no solo acciones contundentes para la población afro sino también por las reflexiones que desde ahí aportan a las investigaciones.

Actualmente se encuentran varios estudiantes de la Universidad del Valle y la Fundación Universitaria Unicatólica que desde los distintos ámbitos de pastoral afro están adelantando más que investigaciones, experiencias de vida y de reflexión gracias a los espacios que hoy brinda la Pastoral Afro.

A continuación les compartimos una entrevista que el P. Venanzio Mwangi Munyiri IMC., delegado Arquidiocesano para la Pastoral Afro le concedió a cuatro estudiantes de la Unicatolica, trabajo social – séptimo semestre y que inician su experiencia con la Pastoral Afro de Cali este año. Ellas son; Ana María León Carabali, Xilena María Barraza Niebles, Angie Natalia Rodríguez Pereza y Katerine Cuero Sinisterra.

Estudiantes: ¿Cómo ha sido tu proceso de reconocimiento de identidad dentro de la Pastoral Afro?

  1. Venanzio M.M.: Como africano siento que el espacio de la Pastoral Afro ha sido como una extensión de mi identidad. Ello se debe a que mientras que la población afrodiaspòrica busca encontrar sus raíces en África, yo como africano me encuentro ante el gran desafío de encontrar estas raíces dentro de mì y al mismo tiempo me veo invitado a leer mi reflejo en la realidad que hoy reviste en afroamericano y en este caso afrocolombiano. Me refiero a este contexto donde a diario veo y vivo la emergencia de lo afrocolombiano como novedad y potencia a la vez. Una creación permanente que brota de la memoria histórica pero con una vocación a responder a desafíos actuales. En medio de esta tensión, voy configurando mi identidad que deja de ser meramente africana pero tampoco se agota en el devenir afrocolombiano. Se trata de un reencuentro auténtico con mi esencia, la cual eventualmente se expresa por el color de mi piel, mi forma de pensar y habitar el mundo, mi relación con el otro y la mi auto – colocación en lo afro como lugar de enunciación e interlocución con el mundo. En pocas palabras, todo ello se traduce en una ética y política que me permite ser coherente con lo que vengo siendo, no tanto lo que soy. Digo esto porque mi configuración identitaria en este contexto es un devenir permanente como negro-africano.

Estudiantes: ¿Cómo se ve reflejada la identidad dentro de la Pastoral Afro en el área socio-cultural?

  1. Venanzio M.M.: La Pastoral Afro se fundamenta en dos pilares que son la Evangelización y la Promoción Humana Integral del Pueblo Afro. Dentro de la Promoción humana, trabajamos todo lo que tiene que ver con la dignidad de la persona; reconociendo su historia, sus costumbres, sus saberes, políticas de su relación con la sociedad y con el entorno. Así mismo, se trabaja el componente de identidad como lugar de enunciación. Una puesta política que sirve de base para el acceso, defensa y reclamo de los derechos étnicos territoriales para el pueblo negro. Eso quiere decir, la identidad para nosotros es un pretexto para abordar temas de mayor trascendencia que luego se traducen en espiritualidad propia, simbología, pedagogía, valores ancestrales y participación ciudadana respaldad de acciones afirmativas que buscan mejorar las condiciones de vida del pueblo negro.

Estudiantes: ¿Por què se decide dentro de la Pastoral Afro darle prioridad a lo socio -cultural?

  1. Venanzio M.M.: Para nosotros, la dimensión socio- cultural es el suelo fértil donde se hace el engranaje del tejido social donde las comunidades étnicas deben tener mucho cuidado para no perder la tonalidad, la textura, la ética y la estética de su aporte a la sociedad. De eso se trata una participación ciudadana dentro de un contexto de interculturalidad. Así mismo, consideramos que el campo socio – cultural es un espacio de “poder”, porque de ahí surgen las políticas de comunicación mediante las cuales nos definimos como sujetos y nos dejamos interpelar por el “otro”. Un ausentismo o actitud pasiva en este campo nos dispone a la exclusión social la cual afectaría gravemente las dinámicas de toda cultura. Es allí en el socio –cultural donde emergen contextos epistémicos que permiten surgimiento de nuevos saberes, nuevos imaginarios y proyecciones sin perder la esencia del ser afro.

Estudiantes: ¿Cómo la historia afrocolombiana ha influido dentro de la Pastoral Afro de la Arquidiócesis de Cali?

  1. Venanzio M.M.: La historia del pueblo afro hace parte de la particularidad que el pueblo negro sea considerando “pueblo” porque junto a la historia están las tradiciones, creencias, formas de relacionamiento etc. De esta manera, podríamos decir que la Pastoral Afro procede de la historia misma. De lo contrario la Pastoral Afro, igual que cualquier otro proceso cultural afro, podría constituirse en un discurso utópico/ vacío. Metafóricamente, si hacemos caso omiso a la historia afrocolombiana, podríamos decir que estamos buscando respuestas sin habernos planteado preguntas pertinentes al respecto.

Estudiantes: ¿Què lleva a que se dé una construcción de identidad étnica dentro de la Pastoral Afro?

P. Venanzio M.M.: La especificidad irreducible del pueblo negro nos impulsó como Pastoral Afro de la Arquidiócesis de Cali a ver con urgencia, la necesidad, no tanto de la construcción de una identidad étnica sino más bien el reconocimiento de su existencia; valorar, custodiar y promoverla siempre y cuando favorezca la dignidad del pueblo negro y de la sociedad en general. En actualidad las identidades étnicas se encuentran amenazadas por las culturas dominantes. Con mayor razón debemos encontrar mecanismos de hacer que las entidades propias se consoliden desde la niñez para seguir siendo relevantes y coherentes en un contexto tan complejo como el que vivimos hoy. La familia es el espacio por excelencia donde debe reforzarse la identidad y por ende la apuesta nuestra de trabajar con todas las generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *