Susana Caicedo, Promesa de su Comunidad

Mujer Niñez
La Pastoral Afro de la Arquidiócesis de Cali, en su proceso de compartir saberes, involucra a la familia de forma directa o indirecta. Susana Caicedo Cuero, perteneciente a la comunidad parroquial de Nuestra Señora de Aguablanca en Manuela Beltrán, es un caso significativo. Alba Cuero, su madre, lleva un proceso de varios años en la pastoral, hace parte del coro de cantadoras tradicionales y ha participado en varios talleres de Derechos Humanos, espiritualidad, tradiciones culturales, de perdón y reconciliación, entre muchos. Su formación le permite a Alba fortalecer su identidad y enseñar a otras. Ella no es la única de su familia en el proceso: Susana Caicedo, su hija de 10 años, la acompaña en muchos de los talleres y también hace parte del Semillero Infantil de Pastoral Afro en su parroquia. Los semilleros sirven para aprender de los mayores la tradición de las comunidades afrodescendientes, su historia, sus costumbres; trabajan a través de juegos tradicionales, como se hace en la “Escuela Móvil de Transmisión de Saberes Ancestrales”, uno de los proyectos más importantes de la Pastoral. Toda esa vivencia le aporta herramientas a Susana para entender mejor su entorno y construir un pensamiento crítico que la perfilan como una próxima líder en su comunidad. Hace poco participó en un concurso de poesía, gracias a la motivación de su institución educativa, y ganó la mayor distinción con su poema “Busco a la Señora Paz”. A continuación, su obra.          
Poema:
Busco a la señora Paz  
Estoy buscando a una señora, que he oído mencionar,
y que al lugar donde llega ya no se puede pelear más,
Si alguien por ahí la encuentra consíganme el celular,
para yo poder llamarla, para que venga a este lugar,
quiero que venga a dar talleres de respeto, tolerancia y de valorar la vida, para que cesen las matanzas.
oí que aquella señora ya se fue de este lugar,
oí que la amenazaron y que ya no viene más,
ella se fue de estas tierras porque la iban a matar,
que viajó al extranjero, en busca de algún lugar,
que pueda fortalecerse para podernos ayudar,
yo le pedí a Dios que pronto traiga a la señora paz,
que la esperamos con ansias, que no la demore más,
que venga la paz, que venga a Colombia mi nación,
a las calles de manuela a cumplir con su labor,
a mostrarnos su victoria, a cambiar odio por amor.  
Susana Caicedo Cuero

Deja un comentario